Seguidores

miércoles, 20 de octubre de 2010

Paseando con Emilio Castelo..1ª


LA MIRADA DE UN PESCADOR.

No olvidaré la primera vez que fuimos a pescar con él,contaría yo con unos 9 años.Íbamos en el barco familiar con nuestra liñas de nylon fino y una potera.Sin embargo un nuevo aire apareció en la embarcación, era mi tío Emilio,de complexión fuerte,cara amigable y pelo canoso.Venía ataviado con pantalón y chaleco verdes,caña,carrete y un juego de poteras de diversos colores y tamaños.Desde el prisma de visión de un niño veía a Emilio como un presuntuoso que maximizaba sus capturas por cientos y que carecía de un don especial para la pesca.Ese día hubo pocas capturas,Emilio dos. Se habían confirmado mis pueriles expectativas, su preciada equipación no daba resultados…

Tuvieron que pasar casi 20 años hasta que me volví a reencontrar en la pesca con Emilio.Mi hermano Álvaro había organizado una jornada en Aguiño.Sobre las 7 de la mañana apareció él,los años habían pasado para todos… quizás él también pensó que yo ya no era ese niño al que veía en Navidades.Venía perfectamente equipado y con una cara repleta de ilusión.Se limitó a dar buenos consejos y a subirse a la barca con la vista puesta en el horizonte quizás pensando en el canal perfecto,en las rompientes y sobre todo en ese robalo agazapado en la espuma esperando su presa.La verdad es que no decepcionó,mientras yo dudaba en dónde lanzar el ya tenía la primera captura.Ese día pude atisbar que cada vez que hacía un lance su expresión reflejaba seguridad y su fascies rejuvenecía más de 20 años.Ese día mis pensamientos se modificaron y empecé a creer en esa mirada,la mirada de un pescador.
Tras varias jornadas con él,puedo afirmar que no solo me ha convencido sino que me ha fascinado.Claro que tiene un don,claro que su equipación manejada por él marca la diferencia y claro que sus capturas se pueden contar por cientos.

Para finalizar,hace unos días vi unas fotos de él y es cierto que una imagen vale más que mil palabras.La nostalgia se apoderó de mi y se reafirmaron mis pensamientos,en aquellas fotos de hacía 30 años tenía la misma e inconfundible mirada. Espero que disfrutéis de ellas, reflejan su espíritu,su carácter y sobre todo su don.Gracias por todo PESCADOR.

Alfonso Mozos



Una vez me dijo: “…Cualquiera puede sacar un pez pero saber por que ha picado es lo que distingue a un pescador…” y eso es lo que caracteriza a Emilio y le hace pescador,el saber que ha acumulado desde que cogió su primer pez hace unos 63 años.

Por eso desde el cariño y el orgullo me apetecía escribir sobre él y su forma de entender la pesca,siguiéndolo en tres curiosas jornadas para que podáis conocer a ese hombre de pelo blanco que a veces parece un cascarrabias pero que en el fondo es un buenazo.

Para empezar me llevó a la desembocadura de un riachuelo que poco más se podía cruzar de un salto,allí estaba Nicolás,uno de los muchos amigos que Emilio ha ido pescando al cabo de los años,con un barreño en el que nadaban una treintena de alevines de trucha y dos oxigenadores.

Escéptico me limite a liberar al teleósteo clavado por el lomo viendo como se alejaba con el nadar de un pez herido, el tiempo pasaba y lo único que se notaba era la subida de la marea hasta que la caña de Emilio se dobló abriendo la veda,un bando de lubinas había llegado con tanta hambre que cada trucha era disputada por varias de ellas,al final se cogieron diecisiete y cuatro al día siguiente.



Días después me llamó Emilio: coge tu caña de fondo que están saliendo buenas doradas en la marisma de la Toja, al llegar Javi Manzanedo preparaba sus cañas y un buzo del Grove nos esperaba con navajas de esa misma mañana.

Mientras encarnaba pensaba: ¡¡¡con lo buenas que están estas a la plancha!!!

Al poco sin anuncio previo de picada, de mi carrete empezó a salir hilo sin cesar, cogí la caña y pude comprobar que algo muy pesado estaba al otro lado,me imaginé una dorada inmensa pero resultó ser un chucho de unos cuatro kilos…que desilusión.

Lo mismo le pasó a Manzanedo con otros dos.

Al día siguiente Javi pescó una de dos kilos y Emilio una de tres
setecientos que se lanzó a un patexo sin dudar.



Por fin, después de mucho esperar, había llegado el momento de probar los nuevos demonios de Emilio, así que Alfonso y yo nos decidimos a acompañarlo.

El mar era fuerte y el viento más que desagradable,bien abrigados comenzamos a barres la zona a base de lances,no fueron necesarios demasiados para que las expectativas de Emilio se materializaran,una lubina de tres cuartos mordió para no soltar un demonio verde claro, mientras le quitaba el triple pude observar como Emilio levantaba secamente la caña clavando otra,el carrete comenzó a silbar como una driza al viento,la pieza era buena y él lo sabía,la dejó pelear hasta que se acerco a una piedra momento en que apretó el freno y tenso la caña para acercarla a tierra,domar un robalo de tres kilos con esa facilidad sólo está al alcance de aquellos que han cogido muchos y buenos peces.

Le dimos un abrazo y comprendimos que da igual estudiarlo o imitarlo porque entrevé allí donde otros estamos ciegos,y al final siempre es el que saca la pieza más grande y en esta ocasión con un señuelo fruto de su ingenio,su cara demostraba satisfacción plena.




Continuará..

Hasta la próxima paseantes..

Texto "La mirada de un pescador" Alfonso Mozos.
Texto y fotos "paseando con Emilio Castelo" A.M.A.(Álvaro Mozos).

14 comentarios:

Txikirru dijo...

miles de años despues esta claro que el instinto juega un papel importantisimo en la pesca, aunque muchos pescadores parece que lo han olvidado, este Emilio es la prueba de que si al instinto le añades veterania, las capturas no son de casualidad.
Un saludo

Tanero dijo...

Que sabiduría tiene la vieja escuela, yo les tengo un profundo respeto y admiración, y cuantas cosas he aprendido de ellos. “ Sabe más el diablo por viejo que por diablo “ .
Saludiños

Fermíntxo dijo...

No lo dudes Txikirru,el instinto se tiene ..o no.He ido a pescar con "depredadores"(les llamo así no por que sean furtivos,ni por que se lleven todo)lo hago por que tienen un instinto especial,diferente,se les nota hasta en la mirada,algún amigo tengo así..
Vaya cracks..
S2

Fermíntxo dijo...

Palabras sabias,también,las tuyas Walter.El día que dejemos de tener respeto y admiración por nuestros mayores mal vamos..
¿Quién mejor que ello para enseñarnos..?
Saludiños..

Toño dijo...

La primera vez que fui a pescar por Finisterre, hace unos años, había leido un artículo de pesca en la revista de Jara y Sedal de este señor sobre esta zona, me ayudó mucho, además de las indicaciones de mis amigos que ya conocían. Una de las cosa que más me ayudó fue el conocer a Manolo O Pesco que me consiguió xorra atómica gracias a la cual pesqué 1 robalo y 5 furagañas.
Luego volví más veces y muchas ganas tengo de repetir.

salU2
Un saludo

Fermíntxo dijo...

Ya lo ves Toño,el mundo es un pañuelo..
Solo he salido a pescar con él un par de veces pero su sobrino A.M.A.(Álvaro)me cuenta tantos relatos que es como si hubiese pescado con él toda la vida..
Menos mal que la generación siguiente ha tomado buena nota de sus conocimientos para que no queden en el olvido..
S2

VITU, ALIAS "riveira" dijo...

le esperiencia y sabiduria de estos pescadores ya ancianos, es envidiable y merece mucho la pena escuchar sus relatos. grandisimo articulo . s2

Fermíntxo dijo...

Aupa Riveira..
Siempre que tengo ocasión me arrimo a este tipo de personas y rara vez me voy de vacío..me refiero a conocimientos,claro.
S2

alvaro dijo...

Estoy con vosotros la experiencia en la pesca, como en todo, es importantisima. También el instinto.

Es una maravilla salir con ellos, se aprende mucho.
Aun ayer estuvimos en casa de Manolo o pesco y sacamos algunas lubinas....

un saludo

Anónimo dijo...

El relato está de nota.
Sólo una corrección, pero mínima, la dorada que cogió en verano fue de 4,7k.
Lo mejor de ir de pesca con
DON Emilio, ES LA FE que tiene siempre y, que aunque haya bolo, el tiene locas ganas de volver a intentarlo al día siguiente.
AH!! Cómo le llaméis abuelo, en plan cariñoso, o apelativo similar, os da con la caña. Comprobado
Saludos a todos. Y cuando queráis ir de pesca con Emilio sólo tenéis que llamarle. No tarde 10 segundos en pensar dónde y cuando

Javi Manzanedo

ANDER.Z dijo...

AUPA FERMINTXO

Bonita historia,y más sabiendo que es real.
Eres afortunado,en tener ese tipo de personas proximas a ti.Y lo mejor de todo,sabes apreciarlas.

SALUDOS AMIGO

Fermíntxo dijo...

Buen trabajo Álvaro.
La suerte que tienes de poder ir a pescar con él siempre que quieres..
S2

Fermíntxo dijo...

Aupa Javi..
Arrímate a Emilio todo lo que puedas,sin mariconadas eh,que es un buen maestro y aprenderás mucho a su lado..
De abuelo nada,madurito interesante..jejeje!!
S2

Fermíntxo dijo...

Aupa Ander..
Ya lo creo que soy afortunado,aunque no puedo salir a pescar con él todos los días,me pilla un poco lejos..
Me conformo con lo que me va contando Álvaro,ha salido buen alumno..
S2

Video

FOROS